Redescubren santuario subterráneo del Dios Jaguar en Chichén Itzá

Dios Jaguar, Santuario
Interior Cueva Balamkú. (Foto: Karla Ortega)

Yucatán.- Investigadores lograron documentar cientos de artefactos arqueológicos que se encontraban en en el santuario subterráneo de Chichén Itzá, Balamkú (Dios Jaguar).

El lugar, que fue encontrado hace más de 50 años, sin embargo  pocos días después fue cerrado por un montículo de piedras, hasta su redescubrimiento recientemente.

Balamkú se ubica a 24 metros de profundidad justo al este de la pirámide El Castillo o Templo de Kukulcán.

A decir de los especialistas del proyecto GAM (Gran Acuífero Maya) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) “se trata de uno de los hallazgos más importantes para comprender la historia de Chichén Itzá, incluso más que la cueva de Balamkanché”.

“En la cueva están creciendo estalagmitas lo cual no habla de un gran estado de preservación de la cueva. Si hubiera habido una alteración se notaría de inmediato. Es un lugar magnífico, algunas de las vasijas están fragmentadas y puede ser por efecto natural o a causa de un proceso de matado ritual”, explicó el Guillermo de Anda.

A la fecha los expertos han encontrado siete ofrendas con incensarios y vasijas que conservan restos carbonizados, alimentos, semillas, jade, concha y huesos que los antiguos mayas ofrendaban a sus dioses.